CHANTAL MOUFFE LA PARADOJA DEMOCRATICA PDF

Rather than seeing liberal-democracy as a stable, unified historical project, Mouffe instead sees a contingent and often-contested alliance between two distinct historical projects: the democratic project based on equality and the liberal project based on liberty. Writing in the 90s, Mouffe is especially critical of the "Third Way" and the acceptance by social-democratic parties of the In The Democratic Paradox, Chantal Mouffe seeks to get to the heart of the liberal-democratic project. Writing in the 90s, Mouffe is especially critical of the "Third Way" and the acceptance by social-democratic parties of the hegemony of neoliberalism. As the Democratic Party has consistently failed to deliver substantive change for the working class and for people of colour, these populations became disillusioned with the democratic progress and did not vote for Hillary Clinton, allowing far-right populist Donald Trump to take power. In this her analysis seems prescient. Mouffe takes a post-Marxist perspective in The Democratic Paradox and, rather than expanding her analysis, instead marginalizes the impact of class on contemporary democracy.

Author:Kagahn Misida
Country:Libya
Language:English (Spanish)
Genre:Education
Published (Last):20 November 2004
Pages:435
PDF File Size:20.1 Mb
ePub File Size:10.80 Mb
ISBN:347-1-57368-460-1
Downloads:59962
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Tolmaran



El autor propone establecer la distincion entre lo politico y la politica. Considera lo politico como la dimension de antagonismos constitutivas de las sociedades humanas y la politica como el conjunto de practicas e instituciones a traves del cual se crea un determinado orden, organizando la coexistencia humana en el contexto de conflictividad derivado de lo politico.

Lo politico como antagonismo La deficiencia central del liberalismo en el campo de lo politico, es la negacion del antagonismo. La tendencia fundamental dominante de liberalismo se caracteriza por un enfoque racionalista e individualista que impide reconocer la naturaleza de las identidades colectivas. El liberalismo acepta que en el mundo existen diversos valores y perspectivas pero que conviven de manera armoniosa y no conflictiva, es por eso que el liberalismo se ve obligado a negar el antagonismo de lo politico.

Tiene que ver con la formacion de un nosotros en oposicion a un ellos y se trata siempre de formas colectivas de identificacion, tiene que ver con el conflicto y el antagonismo.

Un punto clave en esta perspectiva es plantear que todo consenso se basa en actos de exclusion, nos demuestra la inposibilidad de un consenso racional totalmente inclusivo. Otro razgo central del liberalismo es la creencia racionalista en la posibilidad de un consenso universal basado en la razon.

En la actualidad podemos distinguir dos paradigmas liberales principales Agregativo: Los individuos son descriptos como seres racionales, guiados por la maximizacion de sus propios intereses y que actuan en lo politico de una manera instrumental.

Es la idea del mercado aplicado al campo de la politica. Deliberativo: Aspira a crear un vinculo entre la moralidad y la politica, se intenta remplazar la racionalidad instrumental por la racionalidad comunicativa. Piensan que es posible crear en el campo de la politica un consenso moral racional mediante la libre discusion.

La politica es aprehendida mediante la etica o la moralidad. La creacion de una identidad implica el establecimiento de una diferencia.

Toda identidad es relacional y la diferencia es precondicion de existencia de tal identidad. En el campo de las identidades colectivas se trata siempre de la creacion de un nosotros que solo puede ser posible a partir de la demarcacion de un ellos. Por lo tanto es una ilusion en pensar en una sociedad en la que se haya eliminado el antagonismo.

Junto al antagonismo otra nocion importante para pensar lo politico es la de Hegemonia. Requiere admitir la naturaleza hegemonica de todo orden social y el hecho de que toda sociedad es producto de una serie de practicas que intentan establer orden en un contexto de contingencia. Lo politico se vincula a los actos de institucion hegemonica.

Debemos diferenciar lo politico de lo social. Lo social se refiere al campo de las practicas sedimentadas. La frontera entre lo social y lo politico es esencialmente inestable,requiere de desplazamientos y renegociaciones constantes entre los actores politicos. Todo orden esta basado en la exclusion de otras posibilidades. En ese sentido es que pude denominarse politico porque es la expresion de una forma de relaciones de poder.

El poder es constitutivo de lo social, porque lo social no podria existir sin las realciones de poder que le dan forma. En resumen todo orden es politico y esta basado en alguna forma de exclusion que deja de lado otras posibilidades. Las practicas a traves de las cuales se establece un determinado orden y se fija el sentido de las instituciones sociales son practicas hegemonicas.

El conflicto, para ser aceptado como legitimo, debe adoptar una forma que no destruya la asociacion politica. Algun tipo de asociacion que no trate a sus oponentes como enemigos a ser erradicados percibiendo sus demandas como ilegitimas. Debemos considerar otro tipo de relacion.

Este tipo de relacion la denominaremos agonismo. Compartiendo un espacio comun simbolico, dentro del cual tiene lugar el conflicto. Entonces la tarea de la democracia es transformar el antagonismo en agonismo. El modelo adversarial debe considerarse como constitutivo de la democracia porque permite a la politica democtartica tranformar el antagonismo en agonismo. El autor propone una nocion de adversario que se diferencie del liberal donde el adversario es solo un competidor y el campo de la politica es un campo neutral, donde no se cuestiona la hegemonia dominante y no hay una intencion de transformar las relaciones de poder.

Es simplemente una competencia entre elites. La lucha agonista, es una lucha entre proyectos hegemonicos opuestos que nunca pueden reconciliarse de un modo racional. La dimension antagonica esta siempre presente, pero se desarrollla bajo una serie de procedimientos democraticos aceptados por los adversarios.

Canetti analiza el fenomeno de masas y plantea que hay una pulsion que hace que los actores sociales deseen formar parte de una masas, es una parte integrante de la composicion psicologica de los seres humanos. La negacion de esta tendencia es lo que esta en el origen del enfoque racionalista para aceptar los movimientos politicos de masas. La movilizacion requiere la politizacion, pero la politizacion no puede existir sin la produccion de una representacion conflictiva del mundo, que incluya campos opuestos con el que los agentes se puedan identificar.

Para actuar politicamente, las personas necesitan de ser capaces de identificarse con una identidad colectiva que les brinde una idea de si mismas que puedan valorizar. El discurso politico no debe ofrecer solo politicas, sino tambien identidades que puedan ayudar a dar sentido a lo que estan experimentando y a la vez esperanza en el futuro. La confrontacion agonista Muchos teoricos liberales se niegan a admitir la dimension antagonista de la politica y el rol de los afectos en la construccion de la identidades politicas, porque consideran que se pondria en peligro la realizacion del consenso, al que consideran objetivo de la democracia.

No comprenden que la especificidad de la democracia moderna radica en el reconocimiento y legitimacion del conflicto y en la negativa de suprimirlo mediante un orden autoritario.

En una democracia que funciona correctamente existe el enfrentamiento entre posiciones politicas legitimas. Lo peligroso radica en que esta confrontacion democratica sea remplazada por una confrontacion entre formas esencialiastas de identificacion o valores morales no negociables tipo de identificaciones nacionalistas, religiosas y etnicas.

Los antagonismos pueden adquirir distintas formas y es ilusorio pensar en que dejen de existir, sino es necesario permitir que adquieran una forma de expresion agonista en el marco del sistema democratico pluralista. El consenso es necesario en las democracias pero debe estar acompaado por el disenso.

El consenso es necesario en las instituciones constitutivas de la democracia y en los valores eticos politicos libertad e igualdad para todos pero siempre existiran desacuerdos en torno a los sentidos y el modo en el que tienen que ser implementados. En una democracia estos desacuerdos no son solamente legitimos sino tambien necesarios.

La autora propone que el enfoque agonista puede contribuir a una revitalizacion y profundizacion de la democracia. Una concepcion agonista reconoce que los adversarios inscriben su confrontacion dentro de un marco democratico,pero este marco no es percibido como algo inalterable sino que puede ser redefinido mediante la lucha hegemonica. Un enfoque agonista ciertamente repudia la posibilidad de refundacion radical que instituiria un nuevo orden social a partir de cero, pero son posibles un numero importante de transformaciones socioeconomicas y politicas.

El enfoque agonista reconoce que la sociedad siempre esta instituida politicamente y que el campo donde se dan las intervanciones hegemonicas jamas es neutral y es el resultado de practicas hegemonicas previas.

Por eso niega la posibilidad de una politica no adversarial y critica aquellos que por ingnorar la dimension de lo politico, reducen a la politica a un conjunto de pasos tecnicos y procedimientos neutrales.

KAPALKUNDALA STORY IN BENGALI PDF

The Democratic Paradox

.

INTIMAS SUCULENCIAS PDF

Chantal Mouffe La Paradoja Democratic A

.

Related Articles