ALEJANDRO GRIMSON LOS LIMITES DE LA CULTURA PDF

El contacto intercultural narrado por Pamuk desata una crisis cultural. Argumentaremos que los terrenos de la cultura, la identidad y las fronteras se han tornado especialmente cenagosos a partir del conjunto de movimientos conceptuales que suelen identificarse como "posmodernos". En la historia humana, constantemente ha habido intentos de inventar pasados y tradiciones y de generar interpelaciones comunitarias. No todas logran ser eficaces.

Author:Arashimi Dagul
Country:French Guiana
Language:English (Spanish)
Genre:Science
Published (Last):15 December 2014
Pages:82
PDF File Size:15.81 Mb
ePub File Size:9.31 Mb
ISBN:671-9-25794-452-7
Downloads:6316
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Bramuro



El contacto intercultural narrado por Pamuk desata una crisis cultural. Argumentaremos que los terrenos de la cultura, la identidad y las fronteras se han tornado especialmente cenagosos a partir del conjunto de movimientos conceptuales que suelen identificarse como "posmodernos".

En la historia humana, constantemente ha habido intentos de inventar pasados y tradiciones y de generar interpelaciones comunitarias. No todas logran ser eficaces. No siempre las invenciones son producto de personas o grupos identificables.

Eso significa que no hay ninguna ley que garantice la correspondencia, pero tampoco hay una que garantice que no la haya. Algo similar sucede con el concepto de cultura. Una vez abandonado el concepto tradicional de "cultura", comenzaron a estudiarse las interconexiones como si se produjeran exclusivamente entre individuos, sin especificar mediaciones ni marcos culturales.

No los hay. Nosotros vemos como blancos o negros a individuos que en realidad no lo son. Reitere el contraste con aquellos a quienes considere negros. En el transcurso de nuestra vida social adquirimos un lenguaje que clasifica cosas y personas. Y cuando vemos cosas y personas, deseamos que encajen en esas palabras.

Si logramos que encajen es porque no pensamos en el procedimiento. Nosotros utilizamos esas diferencias para imaginar fronteras entre conjuntos de seres humanos, fronteras que son reales dado que nosotros mismos las realizamos. En otras palabras, la humanidad de las fronteras; es decir, su contingencia, su historicidad, su fragilidad. Esas tipificaciones, al haber sido realizadas, rigen la vida, los destinos y los derechos de las personas y los grupos.

Por eso mismo son reales. Son procesos sociales cosificados. No aparecen como un hacer: hacen. Ciertamente no son personas, aunque sean acciones humanas. Lo mismo les sucede a las personas con otras cosas o personas que tienen un fuerte significado para ellas.

La pobreza y la desigualdad son creaciones humanas contingentes. No se trata, en absoluto, de una creencia subjetiva. Este libro busca demostrar que objetivamente existen configuraciones culturales en diverso grado y de distinto tipo. El problema radica en las implicancias de esa existencia objetiva.

Se trata de dos afirmaciones muy distintas. No hay acciones humanas que se encuentren en el origen del universo, las galaxias y los planetas. Las personas saben o pueden saber lo que se dice sobre ellas; las cosas inanimadas, no. Las clasificaciones de las ciencias sociales son interactivas, en tanto que "las clasificaciones y conceptos de las ciencias naturales no lo son" Entonces, hay un reino de la naturaleza —un reino que hasta cierto punto podemos modificar, pero que no tiene significados trascendentes ni inmanentes— que es social y culturalmente significado en distintos contextos.

No se puede hacer realidad cualquier historia, dadas aquellas circunstancias. Tampoco se escoge nacer mujer en sociedades profundamente machistas. Hoy vemos identidades sexuales antes impensables, que gradualmente se tornan inteligibles para la sociedad Harding, Imaginemos un terremoto, un tsunami o inundaciones en una zona urbana. El terremoto, para los conocimientos humanos actuales, resulta imprevisible. Por supuesto que un acontecimiento de esta naturaleza puede provocar una crisis en los sentidos comunes sedimentados sobre las desigualdades entre las personas, al poner al descubierto la existencia de sectores escasamente y gravemente afectados.

Si los seres humanos hacen historia en circunstancias que existen y con las que se encuentran, esas redes estructuradas forman parte de las "circunstancias no elegidas" que siempre son, en parte, historia hecha previamente por otros seres humanos.

El punto relevante de esta perspectiva no refiere al peso que pueda tener el medioambiente en las diferentes sociedades o culturas. En cambio, alude a que los seres humanos abordan todo escenario a partir de relaciones sociales sedimentadas que pueden ser modificadas y de hecho lo son por sus propias intervenciones. Siempre hay un excedente de sentido.

Porque "los trabajadores de esas industrias tienen la capacidad de hacer pedazos el tejido entero de la vida social" Williams, Nada tienen que ver con esto las leyendas que pintan a los bolivianos como muy sumisos y al mismo tiempo muy combativos, a los argentinos como muy politizados y autodestructivos, a los chilenos como muy formales y respetuosos, o a los colombianos como individuos violentos.

Pero la "sangre" y la "raza" nada tienen que ver con eso. Por supuesto que el subalterno puede hablar y habla. Me refiero a las nociones de cultura e identidad. Hay otro cambio significativo.

CATALOG MIJLOACE FIXE 2012 PDF

LOS LIMITES DE LA CULTURA

Alejo Florez 1. Otras veces para denostar, menospreciar o aniquilar la diferencia. Fue entonces cuando los hombres imaginaron y co- menzaron a construir la torre de Babel. El castigo consiste en dividirlos e impedir que puedan comprenderse unos a otros.

CZESAW MIOSZ ZIEMIA ULRO PDF

ALEJANDRO GRIMSON LOS LIMITES DE LA CULTURA PDF

Configuraciones culturales en Los lmites de la cultura. Crtica de las teoras de la identidad. Configuraciones culturales A lo largo del libro, pero especialmente en el captulo 4, hemos utilizado la nocin de "configuraciones culturales". En este captulo argumentaremos por qu consideramos que esa nocin nos permite evitar los problemas tericos tanto del culturalismo clsico como del posmodernismo. Por otra parte, explicitaremos cules son los elementos constitutivos de una configuracin cultural. Es necesario asumir el desafio de articular las tradiciones tericas que consideraron a la cultura como constitutiva de lo social con aquellas que enfatizaron la instrumentalidad de las identificaciones para construir respuestas complejas frente a un mundo contemporneo donde slo con los ojos vendados pueden encontrarse sociedades homogneas.

EL IMPOSTOR PEDRO ANGEL PALOU PDF

Grimson- Los límites de la cultura

.

Related Articles