ALLAN POE EL BARRIL DE AMONTILLADO PDF

No quiero aprovecharme de tu bondad. No se trata de tus ocupaciones, pero veo que tienes un fuerte catarro. Este catarro no es nada. En cuanto a Lucresi, es incapaz de distinguir entre jerez y amontillado. Eres rico, respetado, admirado, querido; eres feliz como en un tiempo lo fui yo.

Author:Zulkilabar Zulurg
Country:South Sudan
Language:English (Spanish)
Genre:Business
Published (Last):27 April 2009
Pages:285
PDF File Size:7.99 Mb
ePub File Size:12.78 Mb
ISBN:676-9-52883-591-7
Downloads:40917
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Samushakar



No quiero abusar de su amabilidad. Los criados no estaban en la casa. Pero observe usted esos blancos festones que brillan en las paredes de la cueva. A mi pobre amigo le fue imposible contestar hasta pasados unos minutos. Es usted rico, respetado, admirado, querido. Es usted feliz, como yo lo he sido en otro tiempo. No debe usted malograrse. Esta tos carece de importancia. Los cascabeles sonaron. Las gotas de humedad se filtran por entre los huesos. Venga usted. Volvamos antes de que sea muy tarde.

Esa tos… -No es nada -dijo-. Pero primero echemos otro traguito de medoc. Sus ojos llamearon con ardiente fuego. Pero, en fin, vamos por el amontillado. En vano, Fortunato, levantando su antorcha casi consumida, trataba de penetrar la profundidad de aquel recinto. Estaba demasiado aturdido para ofrecerme resistencia. No era ya el grito de un hombre embriagado.

Se produjo luego un largo y obstinado silencio. La pared se hallaba entonces a la altura de mi pecho. Tampoco me contestaron.

Durante medio siglo, nadie los ha tocado. In pace requiescat!

AF988 LEAVE FORM PDF

El barril de amontillado – Edgar Allan Poe (Resumen, análisis y reseña)

.

ELETROMAGNETISMO UFMG PDF

El barril de amontillado

.

CAFE SHELI MENU PDF

El Barril de Amontillado

.

MANFROTTO 075 PDF

.

Related Articles